ATENTOS A LOS CAMBIOS EN LA IGLESIA

Usando la Libertad que el C. Vaticano II nos dio a los laicos para opinar sobre el Bien de la Iglesia, analizamos algunas noticias – “documentos”- a la Luz de la Doctrina de la Iglesia.

DOCUMENTO 1º: CARTA ABIERTA DE UN JUDÍO CATÓLICO AL PAPA FRANCISCO

Su Santidad, Papa Francisco, Ciudad del Vaticano – Enero del 2016

Estimado Santo Padre:

Soy un judío. Tengo la seguridad, como la tuvo Menachem Mendel Schneerson de Crown Heights, Brooklyn, de la descendencia directa del Rey David por parte de mi padre (mi madre, me aseguraron, descendía de Hillel).

Tengo 74 años. Me convertí a la Iglesia Romana Católica a la edad de 17 en el último año del pontificado del Papa Pio XII. Lo hice porque estaba bajo la convicción de que tenía que aceptar y tener la Fe de que Jesucristo era mi Salvador, y yo lo creí. Y creí que tenía que ser bautizado como miembro de Su Iglesia para tener la oportunidad de salvación. Así es que me convertí y fui bautizado en la Iglesia Católica y luego fui confirmado.

Con el paso de los años he contribuido con decenas de miles de dólares tanto al Óbolo de San Pedro (la tesorería del propio Papa sobre la cual usted debe estar por supuesto muy familiarizado), como a mi propia parroquia y diócesis.

Durante ese tiempo he atendido a miles de Misas, cientos de horas santas y novenas, he dicho miles de rosarios y he hecho cientos de viajes al confesionario.

Ahora en el 2015 y el 2016, he leído sus palabras y aquellas de su “Comisión Pontificia”. Usted ahora enseña que porque soy de raza judía, la Alianza de Dios conmigo nunca fue rota y que no puede ser rota. No califica la enseñanza especificando cualquier cosa que yo pudiera hacer que podría amenazar a la Alianza, que usted dice que Dios tiene para conmigo porque soy un judío. Usted enseña que es una Alianza imposible de romper. Ni siquiera dice que depende de que yo sea una buena persona. Lógicamente hablando, si la Alianza de Dios conmigo es irrompible, entonces un judío de raza como yo puede hacer lo que quiera, y aún así Dios mantendrá su Alianza conmigo, y yo iré al Cielo.

Su Comisión Pontificia escribió este pasado diciembre:

La Iglesia Católica ni conduce ni apoya ningún trabajo de misión institucional específico dirigido a los judíos (n.40)…de ninguna manera significa pues que los judíos estén excluidos de la salvación de Dios, porque ellos no creen en Jesucristo como el Mesías de Israel ni como el Hijo de Dios (n.36).”

Usted es el Pontífice. Yo creo que su Comisión enseña bajo su bandera y en su nombre, y en lo que usted declaró durante su visita a la sinagoga en enero. Como resultado, ya no veo el sentido en levantarme cada Domingo por la mañana para ir a Misa, rezar rosarios o en irme al rito de reconciliación el sábado por la tarde. Todas esas cosas son superfluas para mí. Basado en su enseñanza, ahora que sé que todo se debe a mi superioridad racial a los ojos de Dios, no veo la necesidad de nada de ello.

Ahora no veo razón alguna por la cual fui bautizado en 1958. No había necesidad de que yo fuera bautizado. Ya no veo por qué había una necesidad para que Jesús viniera a la Tierra tampoco, o que le predicara a los hijos judíos de Abraham de su día. Como usted cita, ya estaban salvados como resultado de su descendencia racial de los patriarcas bíblicos. ¿Para qué lo necesitarían a Él?

A la luz de lo que usted y su Comisión Pontificia me han enseñado, parece que el Nuevo Testamento es un fraude, al menos en lo que se aplica a los judíos. Todas esas prédicas y disputas a los judíos no tuvieron propósito alguno. Jesús tenía que saber esto, y sin embargo persistió en causar un montón de problemas para los judíos, insistiendo en que tenían que nacer nuevamente, que tenían que creer que Él fuera su Mesías, tenían que dejar de seguir las tradiciones de los hombres, y ellos no podrían llegar al Cielo a menos que creyesen que Él era el Hijo de Dios.

Su Santidad, usted y su Comisión me han instruido en el verdadero camino para mi salvación: mi raza. Es todo lo que necesito y todo lo que jamás he necesitado. Dios tiene una Alianza con mis genes. Son mis genes los que me salvan. Mis ojos están abiertos ahora.

Consecuentemente, le llegarán noticias de mi abogado. Voy a entablarle una demanda al Papado y a la Iglesia Romana Católica. Quiero que me devuelvan mi dinero, con intereses, y estoy buscando daños compensatorios y punitivos por el daño psicológico que su Iglesia me causó, al hacerme creer que necesitaba algo, aparte de mi identificación racial elevada, para poder irme al Cielo después de que muera.

Estoy litigando también por el tiempo que malgasté, que pude haber utilizado trabajando en mi negocio, en vez de desperdiciarlo en adorar a un Jesús en el que ahora dice su Iglesia que no necesito creer para mi salvación. Sus prelados y sus clérigos me dijeron algo muy distinto en 1958. ¡Me han robado!

Sinceramente, Pinchus Feinstein

2617646 Ocean View Ave. Miami Beach, Florida 33239

P.D.: Estoy transmitiéndole esta carta a Hoffman, un ex-reportero de AP de Nueva York, con la esperanza de que él atraerá la atención de aquellos que deberían conocerla. Se lo estoy transmitiendo a él en forma de un sueño pero, sin embargo, representa los sentimientos de muchas víctimas de su Iglesia ladrona. Pinch [Traducción de Tina Scislow]

EQUIVOCACIONES DEL PAPA FRANCISCO I EN SUS REFERENCIAS A LOS JUDÍOS

El disgusto del Judío católico se basa en las erróneas concepciones que defiende Francisco I, sobre el estado religioso del Pueblo Judío. No vamos a entrar a valorar sus relaciones con los grupos judíos desde sus tiempos de Cardenal.

Son errores que para algunos tienen el carácter de herejía, al oponerse a definiciones de la Iglesia ya desde hace siglos. Y no vale querer apropiarse del Espíritu Santo para entregarlo a último Papa, como si sólo este tuviera la asistencia de la Luz Divina y pudiera contradecir a sus antecesores.

I TEXTOS ERRÓNEOS

Apuntamos brevemente el centro neurálgico que distorsiona el pensamiento de Francisco I en este tema. Se trata de lo que manifiesta en su primera Exhortación Apostólica “Evangelii Gaudium” [EG] del 24 de noviembre de 2013 (ns. 247-249) y en el Documento de la Comisión para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo [CRRJ] de 10 de diciembre de 2015 que refuerza el anterior. Veamos una muestra:

>“Una mirada muy especial se dirige al pueblo judío, cuya Alianza con Dios jamás ha sido revocada, porque «los dones y el llamado de Dios son irrevocables” (E.G. 247)

Las confesiones Cristianas encuentran su unidad en Cristo; el Judaísmo encuentra su unidad en la Torá. Los Cristianos creen que Jesucristo es la Palabra de Dios hecha carne en el mundo; para los Judíos la Palabra de Dios está presente sobre todo en la Torá. Ambas tradiciones de fe tienen como fundamento al Dios único, al Dios de la Alianza, que se revela a los hombres a través de su Palabra. En la búsqueda de una actitud justa hacia Dios, los Cristianos se dirigen a Cristo como fuente de vida nueva, los Judíos a la enseñanza de la Torá.» (Discurso a los miembros del Consejo Internacional de Cristianos y Judíos, 30 junio de 2015) [CRRJ, 24].

“El término Alianza significa una relación con Dios que se realiza de diferentes maneras para los Judíos y los Cristianos. La Nueva Alianza nunca puede reemplazar a la Antigua” (CRRJ, n.27)

Según lo escrito, Francisco I piensa que hay dos Alianzas vigentes: la Antigua y la Nueva; que los cristianos nos salvamos por la Fe en Cristo y los judíos por las enseñanzas de la Torá. De ahí se deduce que los judíos no necesitan a Cristo; para ellos no es el Camino, ni la Verdad, ni… Eso de que “Nadie va al Padre si no es por medio de Mí” (Jn 14,6) ¿Será una mala traducción? ¿Tendría que haber dicho “salvo los judíos que me llevaron a la Cruz”?

Pero no. La Iglesia lo ha tenido claro desde siempre. Hay elementos de la Antigua Alianza que se mantienen en la Nueva. Basta con abrir la Biblia Católica. Y la Iglesia tiene la grave obligación de predicar el Evangelio “a toda criatura” ( Mc 16,15) también a los judíos.

Da la impresión de que los asesores del Papa manipulan los textos bíblicos; por ejemplo las Cartas a Romanos, Gálatas y, en especial, a los Hebreos. No se puede citar a S. Pablo para ir en contra de S. Pablo.

II – LA PALABRA DE DIOS

Pero veamos lo que dice la Palabra de Dios, el Espíritu Santo, a través de San Pablo.

a) CARTA A LOS ROMANOS.- Después de considerar que los gentiles hemos sido injertados en la raíz judía, se refiere al Pueblo Judío con estas palabras:

“Algunas de las ramas fueron desgajadas… por su incredulidad (…)mas ellos, si no perseveran en la incredulidad, serán injertados, que poderoso es Dios para injertarlos de nuevo. (…) El endurecimiento vino a una parte de Israel, hasta que entrase la plenitud de las naciones; y entonces todo Israel será salvo…

Por lo que toca al Evangelio, son enemigos por vuestro Bien; mas, según la elección, son amados a causa de los padres; que los dones y la elección de Dios son irrevocables. Pues así como vosotros algún tiempo fuisteis desobedientes a Dios, pero ahora habéis alcanzado Misericordia por su desobediencia, así también ellos que ahora se niegan a obedecer… alcanzarán a su vez Misericordia” (Rom 11, 17-31).

ANALICEMOS:

1 A los judíos que no aceptaron a Cristo, S. Pablo los llama incrédulos, desobedientes, ramas desgajadas del Tronco o Raíz de los Patriarcas; señala que están endurecidos en su incredulidad, que son enemigos nuestros,… y que si se convierten (a Jesucristo, naturalmente) serán injertados de nuevo, pues continúan siendo amados de Dios.

> El Papa oficial se queda sólo con el versículo 29: “que los dones y la vocación/llamada de Dios son irrevocables”. Y en el versículo anterior S. Pablo dice que “son amados de Dios”.

2 Quizás ahí se ha producido un contagio entre dones irrevocables y amados de Dios. Pero se equivocaría el Papa si dedujera que por amar Dios al Pueblo Judío, no ha revocado su Alianza. Dios nos ama a pesar de nuestros pecados, como el Padre del hijo pródigo; pero hemos de volver a Él arrepentidos, con ánimo de conocer y amar y cumplir su Santa Voluntad. Y esta la ha conocido la Historia. Consiste en aceptar “el Plan que (Dios Padre) había proyectado realizar por medio de Cristo cuando llegara el momento culminante: recapitular en Cristo todas las cosas del Cielo y de la Tierra” (Ef 1,3-10).

La Palabra de Dios nos habla de “todas las cosas”; también la Antigua Alianza. Por desgracia en ella permanece el Pueblo Judío anclado, en contra de la Voluntad de Yavéh. Todavía no han vuelto a la Casa Paterna, a la Casa de Cristo, a la Iglesia Católica. Y es lamentable comprobar en estos tiempos de Apostasía, que muchos pastores que se dicen católicos, no creen que Cristo haya fundado sólo una Iglesia, la Católica.

3 No podemos descuartizar el Evangelio y quedarnos con lo que nos guste. La perversión del Pueblo Judío al llevar a la Cruz al Mesías ha tenido un duro Castigo, que está a punto de terminar: De Jerusalén no quedó piedra sobre piedra. Israel desapareció del Mapamundi durante 2.000 años. S. Pablo hace referencia a ello (1 Tes 2, 14-16).

A los judíos que no le aceptaban como Mesías y buscaban su Muerte les dice Cristo: “Tenéis por padre al Diablo” (Jn 8,44) “El que es de Dios oye las Palabras de Dios; por eso vosotros no las oís: porque no sois de Dios” (Jn 8, 44 y 47). Y viendo que no se convertían con su Predicación y Milagros les llama “Generación malvada”. Y les anuncia que el Día del Juicio los ninivitas se levantarán contra ellos porque se convirtieron por la predicación de Jonás y… Él es “más que Jonás” (Lc 11, 29-32). Pero sigamos.

4 Saltando las palabras del Apóstol en las que define al Pueblo Judío como rama desgajada, el Papa interpreta que al ser irrevocables “los dones y la vocación” sigue vigente para ellos la Antigua Alianza. Y se equivoca. S. Pablo lo explica en distintos lugares de sus cartas:

>En el mismo capítulo reconoce: “¿Es que Dios ha rechazado a su Pueblo? ¡Eso, no! Que yo soy israelita, del linaje de Abraham, de la tribu de Benjamín” (Rom 11,1). Y allí mismo explica en qué consiste el no rechazo: Como en tiempos del Profeta Elías, “también, en el presente tiempo, ha quedado un Resto” (Rom 11,5).

Es decir, el Resto fiel de Israel lo constituye la Comunidad judía que aceptó a Cristo, en la que S. Pablo estaba integrado, y que siguió la enseñanza de los Apóstoles. En ese Resto los dones y la vocación son irrevocables. Y tampoco es que la Antigua Alianza se haya revocado por completo, sino que se ha consumado, perfeccionado; y al hacerlo se han abrogado todos los elementos que ya no tenían consistencia, pues habían completado su misión. Poniendo un ejemplo tomado de la Naturaleza: “Cuando el Fruto aparece en el árbol, la flor ya ha muerto”.

5 Pues bien, ese Resto de Israel al que pertenece S. Pablo, tiene un nombre clarísimo: Iglesia Católica; fundada por un Judío que venció a la muerte y vive, porque es el Hijo de Dios. Él ordena a sus pastores: “Id por todo el Mundo y predicad el Evangelio a toda criatura” (Mc 16,15). Poner al Pueblo judío actual a la altura de la Iglesia, o aun por encima de ella como si tuviera algo que enseñarle después de haber crucificado la Verdad, es una injusticia con la Historia, con el Evangelio,… y una injuria a Cristo, a Quien el Cielo aclama:

Digno eres, Señor, Dios nuestro, de recibir la gloria, el honor y el poder, porque Tú creaste todas las cosas y por tu voluntad existen y fueron creadas” (Ap 4,11). “Digno eres de tomar el Libro y abrir sus Sellos, porque fuiste degollado y con tu Sangre has comprado para Dios hombres de toda tribu, lengua, pueblo y nación, y los hiciste para nuestro Dios reino y sacerdotes, y reinan sobre la Tierra (…) Digno es el Cordero, que ha sido degollado, de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fortaleza, el honor, la gloria y la bendición (Ap 5, 9-11).

6 Es lamentable que algunos pastores todavía no hayan comprendido que en el Primer Viernes Santo de la Historia, los líderes del Pueblo Judío decidieron romper con los patriarcas y profetas de la Antigua Alianza; estos eran embajadores del Padre que preparaban el Camino a Jesucristo, el Creador de la Nueva Alianza:

“Si creyeseis en Moisés, creeríais en Mí, pues de Mí escribió él” (Jn 5, 46).

“Abraham, vuestro padre, se regocijó pensando en ver mi día. Lo vio y se alegró” (Jn 8, 56).

7 Así pues, el Resto judío fiel se mantiene en la Iglesia Católica. Y el Pueblo Judío oficial son “ramas desgajadas” que no han sido rechazadas eternamente por Dios, y que se convertirán después de que todos los gentiles hayan tenido su oportunidad. Que se hayan de convertir, en absoluto significa que Dios quiera que ellos se rijan por la Antigua Alianza; esto es, que sigan circuncidándose, ofreciendo sacrificios de animales, y esperando al que ya vino y ellos condenaron a muerte de Cruz. ¡Como llorarán cuando se conviertan! (a la Iglesia Católica) ¡Y qué grande será el Perdón y el abrazo de Dios al último Hijo Pródigo!

b) CARTA A LOS HEBREOS.- Por tanto, no es correctamente interpretada la Sagrada Escritura por el Papa oficial y sus asesores. No se puede utilizar un texto de la Escritura en contra de otro; no se puede mencionar a San Pablo en contra de San Pablo. Este, en la Carta a los Hebreos (conviene leerla despacio) explica algunas diferencias entre la Primera Alianza, con su ceremonial, su tabernáculo, su sacerdocio,… y la Nueva.

>Nos dice que el Sacerdocio de Cristo “según el Orden de Melquisedec”, es superior al de Leví (Antigua Alianza) y no proviene de esta tribu sino de la de Judá. (Heb 5 y 7):

“(…) Mudado el Sacerdocio, de necesidad ha de mudarse también la Ley. (…) Con esto se anuncia la abrogación del precedente Mandato (la la abolición de la Antigua Alianza), a causa de su ineficacia e inutilidad, pues la Ley no llevó nada a la perfección, sino que fue sólo introducción a una esperanza mejor, mediante la cual nos acercamos a Dios (…) De tanta mejor Alianza, se ha hecho fiador Jesús.

Y de aquéllos (en la Antigua Alianza) fueron muchos los hechos sacerdotes, por cuanto la muerte les impidió permanecer; pero Este (Cristo, Autor de la Nueva), por cuanto permanece para siempre, tiene un Sacerdocio Perpetuo; por donde puede también salvar perfectamente a los que por El se acercan a Dios,… Tal convenía que fuese nuestro Pontífice, santo, inocente, inmaculado, apartado de los pecadores y más alto que los cielos; que no necesita, como los pontífices, ofrecer cada día víctimas, primero por sus propios pecados, luego por los del pueblo, pues esto lo hizo una sola vez, ofreciéndose a sí mismo (…) (Heb 7,12-27).

“…Nuestro Pontífice ha obtenido un ministerio tanto mejor cuanto El es Mediador de una más excelente Alianza, concertada sobre mejores promesas. Pues si aquella Primera estuviera exenta de defecto, no habría lugar a una segunda (Heb 8, 6-7). Y San Pablo explica que el establecimiento de la Alianza Nueva y Eterna había sido ya profetizado por Jeremías:

Sin embargo, vituperándolos, dice: “He aquí que vendrán días, dice el Señor, en que concertaré con la casa de Israel y con la casa de Judá una Alianza Nueva, no conforme a la Alianza hecha con sus padres el día en que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto, puesto que ellos no permanecieron fieles a mi Alianza, y Yo los menosprecié, dice el Señor” (Heb 8, 8-9), ( Jer 31,31 y ss).

Al decir “una Alianza Nueva” declara envejecida la primera. Ahora bien, lo que envejece y se hace anticuado está a punto de desaparecer (Heb 8, 13).

Porque si la sangre de los machos cabríos y de los toros y la aspersión de la ceniza de la vaca santifica a los inmundos y les da la limpieza de la carne ¡Cuánto más la Sangre de Cristo,… limpiará nuestra conciencia de las obras muertas, para servir al Dios vivo! Por esto es el Mediador de una Nueva Alianza, a fin de que por su Muerte, para redención de las transgresiones cometidas bajo la Primera Alianza, reciban los que han sido llamados, las promesas de la Herencia Eterna. (Heb 9, 13-15).

c) CARTA A LOS GÁLATAS.- En ella S. Pablo dice que Dios pensaba ya en los gentiles cuando se manifestaba a Abraham: “En ti serán bendecidas todas las gentes”(Gal 3,8). Allí mismo enseña que la herencia de Abraham es Cristo y a Él se referían las promesas (Gal 3,16), que “No hay ya judío o griego, no hay siervo o libre, no hay varón o hembra, porque todos sois uno en Cristo Jesús. Y si todos sois de Cristo, sois descendencia de Abraham, herederos según la Promesa(Gal 3,28-29).

d) EL EVANGELIO.- Recordemos la Parábola de los viñadores homicidas, que matan al Hijo para quedarse con la herencia. Cristo explica:

“(…)Por eso os digo que os será quitado el Reino de Dios y será entregado a un Pueblo que rinda sus frutos. Y el que cayere sobre esta Piedra se quebrantará, y aquel sobre quien cayere será pulverizado. Oyendo los príncipes de los sacerdotes y los fariseos sus parábolas entendieron que de ellos hablaba…”(Mt 21, 33- 45).

Jesús estaba actualizando la parábola de Isaías: (La Viña) “quedará desierta, no será podada ni cavada; crecerán en ella los cardos y las zarzas, y aún mandaré a las nubes que no lluevan sobre ella. Pues bien, la viña de Yahvé de los ejércitos es la casa de Israel, y los hombres de Judá son su amado plantío. Esperaba de ellos Juicio, pero sólo hubo Sangre vertida; justicia, y hete aquí griterío.» (Is 5, 6-7). También estaba anunciando el cumplimiento del Salmo 80: “¿Por qué has derribado su albarrada y la vendimian los que pasan por el camino? La devastan los jabalíes del monte y pastan en ella las bestias del campo (…) (Sal 80, 13- 14).

Los textos son muy claros y se comentan por sí mismos. En todo caso fijémonos en lo subrayado. El Pueblo de Dios no es ya el que reside dentro de las fronteras de Israel, sino la Iglesia sin fronteras, la Católica. La Antigua Alianza “no llevó nada a la perfección” ya que era sólo como la “Introducción”, la precursora de la Nueva Alianza hecha con la Sangre de Cristo. La Antigua estaba “envejecida” y “a punto de desaparecer”. La Nueva Alianza no es como la Primera, la hecha con los patriarcas (“padres”) después de ser liberados de Egipto. Todos los creyentes en Cristo somos descendencia de Abraham y herederos de las Promesas.

Muy claro el texto del Evangelio: Al Pueblo Judío se le ha quitado el Reino y se ha entregado a la Iglesia. Cristo es la Piedra –profetizada también por Simeón (Lc 2, 21)- sobre la que se quebrantan los que la rechazan, empezando por el actual Pueblo Judío, al que también hay que predicarle estas verdades. El final del texto de Isaías – “Esperaba de ellos Juicio, pero sólo hubo Sangre vertida; justicia, y hete aquí griterío.«- ¿No es una profecía de la condena a Cristo el Viernes Santo? El Juez (Pilatos) lo declaró Inocente pero lo mandó azotar, cubriéndolo con su propia Sangre. Pidió justicia al Pueblo pero este respondió con griterío: “¡Crucifícale!”…

El primer Signo de la abrogación de la Antigua Alianza es la rotura del velo del Templo a las tres de la tarde del Viernes Santo; y se va haciendo efectiva en la medida que se va implantando el Evangelio por el Mundo. En los últimos párrafos se nos habla de la necesidad de la Sangre de Cristo (Nueva Alianza) “para servir al Dios vivo”, y recibir “las promesas de la Herencia Eterna”. Y esto es así para todos. También para los judíos.

Cristo exclama: “¡Padre! Esta es la Vida Eterna. Que te conozcan a Ti y a tu Enviado, Jesucristo!” (Jn 17,3). “Id por todo el Mundo y predicad el Evangelio a toda criatura” (Mc 16,15).

¿Creen estas palabras los pastores que no organizan la Evangelización de los que viven fuera de la Iglesia, incluidos los judíos? ¿No se dan cuenta de que con ese planteamiento dejan en mal lugar al mismo Cristo y -por tantoal Espíritu Santo? ¿Qué Judío mejor que el Hijo de Dios encarnado, para interpretar las Escrituras?

e) PRIMERA EPÍSTOLA DE S. JUAN.- La Palabra de Dios “es más tajante que una espada de doble filo” (Heb 4,12-13). Ella nos pone en guardia para no caer en la mentira. Nos pide que digamos sí o no, porque las medias tintas, el sí pero no, la ambigüedad, “viene del Maligno” (Mt 5,37). Y la Palabra de Dios sale por la boca de S. Juan o de S. Pablo:

“¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre. Lo que habéis oído desde el principio, permanezca en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio permanece en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre (1 Jn 2, 22-24)”.

“Hermanos, os habéis hecho imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea; pues habéis padecido de los de vuestros conciudadanos lo mismo que ellos de los judíos; de aquellos que dieron muerte al Señor Jesús y a los profetas, y a nosotros nos persiguen; y no agradan a Dios, y se oponen a todos los hombres; que impiden que se hable a los gentiles y se procure su salvación. Con esto colman la medida de sus pecados; mas la ira viene sobre ellos y está para descargar hasta el colmo” (1 Tes 2, 14-16).

Así pues, la Palabra de Dios nos dice que los judíos son anticristos, que al negar a Cristo niegan al Padre, que no agradan a Dios,… ¿Y no habrá que evangelizarles? ¿Habrá que pedirles perdón y rogar sus bendiciones? ¿Tendremos que pedirles que nos enseñen? ¿Habrá pastores católicos que no creen ya en el Nuevo Testamento? ¿Habrá que evangelizar a los malos pastores “que se apacientan a sí mismos” (Jer 23,1)? Sí, por desgracia. Ellos están instaurando una falsa Iglesia dentro de la Iglesia; una iglesia falsa con el disfraz de verdadera. Pero por las obras y por la doctrina sabremos que no es la auténtica.

No digamos nada si nos fijamos en los judíos fundadores y propulsores del Sionismo criminal que, bebiendo del racismo satánico del Talmud y la Cábala, bajo las múltiples capas de la Masonería (Nueva Era últimamente), han ido promoviendo revoluciones contra la Iglesia desde los primeros siglos, siendo las más considerables en los últimos, la Revolución Francesa y la Revolución Comunista. Liberalismo, Comunismo, Socialismo, Nueva Era,…Illuminati, Bilderberg, Banco Mundial,… Esto y mucho más está en manos de judíos sionistas. Y sabemos que la Masonería eclesiástica lleva décadas actuando en el Vaticano. ¿Pero todo esto lo ignora el Papa de Roma?

III – ENSEÑANZA DE LA TRADICIÓN

No vamos a cerrar el tema sin dejar claro que lo que el Papa actual promueve –quizás sin darse cuenta– es contrario a la Doctrina de la Iglesia, y se aleja de la Tradición, Obra Maestra del Espíritu Santo. En apoyo de lo que decimos traemos el testimonio de dos apóstoles de estos Últimos Tiempos, expertos, valientes. Como no podemos ni debemos ser exhaustivos, insertamos sólo un texto del Papa Pío XII, tras el que añadimos algunos que serán mencionados en algunas citas.

>Para el conocido Padre Crammer, tan relacionado con el Apostolado de Fátima, el Papa Francisco es un hereje y ya no es Papa, al defender el texto que hemos señalado: “Una mirada muy especial se dirige al Pueblo Judío cuya Alianza con Dios jamás ha sido revocada”. Denunció el hecho en noviembre de 2013 con estos argumentos:

“Este texto es una profesión de su herejía; se opone directamente a la definición dogmática solemne del Papa Eugenio III y del Concilio Ecuménico de Florencia, y a la doctrina enseñada por el Magisterio supremo del Papa Benedicto XIV en Ex Quo Primum, que establece en varias ocasiones y de forma explícita, citando la definición de Florencia, que la Alianza mosaica ha sido “revocada” y “abrogada”.

He estado diciendo durante años que cuando un “papa” enseñare oficialmente explícita y claramente una herejía de modo rotundo, contradice el dogma infaliblemente definido de la Fe Católica, y entonces cualquiera conocerá que él es el falso papa profetizado en muchas profecías de la Iglesia y en las apariciones marianas aprobadas.

S. Roberto Belarmino, S. Alfonso María de Ligorio, S. Antonino y el Papa Inocencio III, todos ellos enseñan que cuando el Papa se muestra como un hereje manifiesto, es decir, manifestando claramente una herejía notoria, cesa de ser Papa (o, si ya era un hereje público habría sido elegido inválidamente) porque él no es católico, no es miembro de la Iglesia Católica. S. Roberto Belarmino explica que el Romano Pontífice es la Cabeza visible de la Iglesia, y la cabeza es miembro de ella. Uno que no es miembro no puede ser la cabeza (…).

Los textos de las referencias aducidas por el Padre Crammer las insertamos al final de este apartado.

> Valiente y experto conocido es también el laico argentino Antonio Caponetto. Profesor de Historia en la Universidad de Buenos Aires, Doctor en Filosofía,… Ha tenido a su cargo cátedras de Historia de la Cultura, Política, Sociología, Antropología Filosófica y Doctrina social de la Iglesia. Es miembro fundador de la Corporación de Científicos Católicos y del Consejo Consultivo de la fundación Gladius. También pertenece al CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) y Director de la Revista católica Cabildo.

D. Antonio salió al paso para denunciar las enseñanzas que comentamos. Algunas de sus citas ya las hemos considerado.

“Es mentira que la Alianza entre Dios y el pueblo judío “jamás ha sido revocada”(Evangelii Gaudium, 247). Se prueba de muchas y complementarias formas –yendo a los Padres, a los Doctores, a los Santos, a las encíclicas, los concilios, las bulas, los textos litúrgicos, a Tomás de Aquino y al Catecismo de primeras nociones- pero está dicho en la Sagrada Escritura, sin posibilidades de equívoco. De modo expreso, por ejemplo en Hebreos 8,8-9 (citando S. Pablo al profeta Jeremías):

Mirad, días vendrán, dice el Señor, en que concluiré una Alianza Nueva con la Casa de Israel y con la Casa de Judá, no conforme a la Alianza que concerté con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto, porque ellos no permanecieron fieles a mi Alianza, y Yo me desentendí (los menosprecié dice otra traducción) de ellos, dice el Señor” (Jeremías, 31, 31-34).

Y de modo no menos expreso, pero con lenguaje simbólico, queda probado en la Parábola de la Higuera Estéril o de “Los viñadores Homicidas”.

En su artículo, Caponetto, aun dejando claro que no entra a juzgar las intenciones del Papa, manifiesta indignado:

El Cardenal Bergoglio, devenido ya en el Pontífice Francisco, es un hombre que conspira contra la Verdad. Y lo hace de los cuatro modos posible más comunes: por vía de la mentira, del error, de la confusión y de la ignorancia”.

>Para terminar insertamos un texto de la Encíclica Mystici Corporis, de 29 de junio de 1943, del Venerable PAPA PÍO XII (Ponemos entre paréntesis alguna sencilla aclaración). Es un texto que no necesita más comentarios. La Verdad no cambia aunque muchos la olviden. Pío XII nos enseña:

«Los testimonios incesantes de los Santos Padres, al atestiguar que en el patíbulo de la Cruz consumó su obra, enseñan que la Iglesia nació -en la Cruz- del costado del Salvador, como una nueva Eva, madre de todos los vivientes. Dice el gran Ambrosio, tratando del costado abierto de Cristo: ¨Y ahora se edifica, ahora se forma, ahora… se figura, y ahora se crea…, ahora se levanta la Casa espiritual para constituir el Sacerdocio Santo¨.

Quien devotamente quisiere investigar tan venerable Doctrina, podrá sin dificultad encontrar las razones en que se funda. Y, en primer lugar, con la muerte del Redentor, a la Ley Antigua abolida sucedió el Nuevo Testamento. Entonces en la Sangre de Jesucristo, y para todo el Mundo, fue sancionada la Ley de Cristo con sus misterios, leyes, instituciones y ritos sagrados. Porque, mientras nuestro Divino Salvador predicaba en un reducido territorio -pues no había sido enviado sino a las ovejas que habían perecido de la casa de Israel- tenían valor, contemporáneamente, la Ley (la Antigua Alianza) y el Evangelio; pero en el patíbulo de su Muerte Jesús abolió la Ley con sus decretos, clavó en la Cruz la escritura del Antiguo Testamento, y constituyó el Nuevo en su Sangre, derramada por todo el Género Humano.

Pues, como dice San León Magno (Papa S. León I “El Grande”, Doctor de la Iglesia), hablando de la Cruz del Señor, de tal manera en aquel momento se realizó un paso tan evidente de la Ley al Evangelio, de la Sinagoga a la Iglesia, de lo muchos sacrificios a una sola Hostia, que, al exhalar su Espíritu el Señor, se rasgó inmediatamente de arriba abajo aquel Velo místico que cubría a las miradas el secreto sagrado del Templo.

En la Cruz, pues, murió la Ley Vieja, que en breve había de ser enterrada y resultaría mortífera, para dar paso al Nuevo Testamento, del cual Cristo había elegido como idóneos ministros a los Apóstoles; y desde la Cruz nuestro Salvador, aunque constituido, ya desde el seno de la Virgen, Cabeza de toda la Familia humana, ejerce plenísimamente sobre la Iglesia sus funciones de Cabeza, porque precisamente en virtud de la Cruz -según la sentencia del Angélico y común Doctor (Santo Tomás)-, mereció el poder y dominio sobre las gentes; por la misma aumentó en nosotros aquel inmenso tesoro de gracias que, desde su Reino glorioso en el Cielo, otorga sin interrupción alguna a sus miembros mortales; por la Sangre derramada desde la Cruz hizo que, apartado el obstáculo de la Ira divina, todos los dones celestiales, y, en particular, las gracias espirituales del Nuevo y Eterno Testamento, pudiesen brotar de las fuentes del Salvador para la salud de los hombres, y principalmente de los fieles; finalmente, en el madero de la Cruz adquirió para sí a su Iglesia, esto es, a todos los miembros de su Cuerpo místico, pues no se incorporarían a este Cuerpo místico por el agua del Bautismo si antes no hubieran pasado al plenísimo dominio de Cristo por la virtud salvadora de la Cruz.»

TEXTOS CONSIDERADOS EN ESTE APARTADO

>CONCILIO DE FLORENCIA, con la autoridad del PAPA EUGENIO IV:

(La Iglesia Católica) “Firmemente cree, profesa y enseña que las legalidades del Antiguo Testamento, o sea, de la Ley de Moisés, que se dividen en ceremonias, objetos sagrados, sacrificios y sacramentos, como quiera que fueron instituidas en gracia de significar algo por venir, aunque en aquella edad eran convenientes para el culto divino, cesaron una vez venido nuestro Señor Jesucristo, Quien por ellas fue significado, y empezaron los sacramentos del Nuevo Testamento. Y que mortalmente peca quienquiera ponga en las observancias legales su esperanza después de la Pasión, y se someta a ellas, como necesarias a la Salvación, como si la Fe de Cristo no pudiera salvarnos sin ellas.

No niega, sin embargo, que desde la Pasión de Cristo hasta la promulgación del Evangelio, no pudiesen guardarse, a condición, sin embargo, de que no se creyesen en modo alguno necesarias para la salvación. Pero después de promulgado el Evangelio, afirma que, sin pérdida de la Salvación Eterna, no pueden guardarse. Denuncia consiguientemente como ajenos a la Fe de Cristo a todos los que, después de aquel tiempo, observan la circuncisión y el sábado y guardan las demás prescripciones legales, y que en modo alguno pueden ser partícipes de la Salvación Eterna, a no ser que un día se arrepientan de esos errores. Manda, pues, absolutamente a todos los que se glorían del nombre cristiano que han de cesar de la circuncisión en cualquier tiempo, antes o después del Bautismo, porque ora se ponga en ella la esperanza, ora no, no puede en absoluto observarse sin pérdida de la Salvación Eterna”. (Decreto para los jacobitas, Dz 712.)

> BENEDICTO XIV, Encíclica “Ex Quo primum”, de 1 de marzo de 1756:

“La primera consideración es que las ceremonias de la Ley Mosaica fueron derogadas por la venida de Cristo y que ya no pueden ser observadas sin pecado después de la promulgación del Evangelio. Por lo tanto, la distinción entre comidas puras e impuras proclamada por la Antigua Ley pertenece al los preceptos ceremoniales: esto es suficiente para que se pueda sostener correctamente que aquélla ya no existe y que no es admisible una discriminación entre los alimentos” (n. 61).

> PAPA PÍO XI: Sólo la Iglesia Católica es la que conserva el culto verdadero. Ella es la Fuente de la Verdad, la morada de la Fe, el Templo de Dios; quienquiera que en él no entre o de él salga, perdido ha la esperanza de Vida y de Salvación. Menester es que nadie se engañe a sí mismo con pertinaces discusiones. Lo que aquí se ventila es la Vida y la Salvación la cual, si no se la atiende con diligente cautela, se perderá y se extinguirá” (Encíclica Mortalium animos, n. 17, 6 de enero de 1928).

> S. ROBERTO BELARMINO, S.I. Cardenal, Doctor de la Iglesia, llamado “Martillo de herejes”:

Un Papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”.

“Este principio es de lo más cierto. El que no es cristiano no puede de ninguna manera ser Papa, como Cayetano lo dijo. La razón de esto es que no puede ser cabeza de lo que no es miembro; ahora bien, quien no es cristiano no es miembro de la Iglesia, y quien se manifieste hereje no es un cristiano, como claramente enseña San Cipriano, San Atanasio, San Agustín, San Jerónimo, entre otros; por lo tanto, el hereje manifiesto no puede ser Papa” (De Romano Pontífice, II, 30).

DOCUMENTO 2º:

Comentario -algo extractado- al vídeo de presentación del Año Nuevo por el Papa Francisco. Por Sonia Vázquez (Adelante la Fe, 15-1-16).

“Si un futuro Papa enseñare algo contrario a la Fe Católica, no le sigan” (Pío IX)

“Con gran estupor, como les habrá pasado a muchos de ustedes, veía estos días el vídeo del Santo Padre en Internet, con las intenciones de oración. Al principio uno piensa que se trata de un montaje, no es para menos, hasta que compruebas que, efectivamente, es real, es el mismo Papa Francisco, el que se sienta en la silla de Pedro, sí, el Vicario de Cristo, el que nos debe confirmar en la Fe, ese mismo, como si fuera un Marlon Brando en una de sus mejores películas, nos suelta a bocajarro que

“Muchos buscan a Dios o ENCUENTRAN A DIOS de diversa manera, en esta multitud, en este abanico de religiones”.

Creo que es importante subrayar esta frase que ha sido bastante pasada por alto por los comentaristas críticos, que se han centrado sobre todo en la de que todos somos hijos de Dios y en la imagen final. A mí me parece de una extraordinaria gravedad, por cuanto se afirma explícitamente que en las otras religiones ENCUENTRAN A DIOS…

Es cierto que todos buscamos a Dios. Es normal. Dios es el Creador de todo ser vivo y por ello, lo buscamos incesantemente, nuestra alma tiende a Él, pero ¿Vds. creen que un luterano, un budista o un miembro de cualquier otra religión puede encontrar ahí a Dios? Entonces ¿Que hacemos los Católicos siguiendo las enseñanzas de Jesús?, ¿Hacemos el idiota? ¿Da igual que estemos bautizados como que no lo estemos? ¿Es lo mismo cumplir los Mandamientos que rezar a Buda? Oigan ¿Qué nos está contando el Santo Padre? Esto sí que es una herejía, decir que todos encuentran a Dios en su religión, esta afirmación es la más grave que esconde el vídeo. En el segundo 27 pueden escucharlo Vds. mismos y reproducirlo las veces que consideren necesario, para observar la gravedad de dicha afirmación.

Poniendo una comparativa muy simple. ¿Vds. se ducharían con el agua de la lluvia, o pondrían una jarra para recogerla y beberla? Todos sabemos que aunque es agua, lleva impurezas y suciedad y no es apta para el consumo, aunque su apariencia sea la misma que la que sale del grifo. Esto mismo pasa con el abanico de religiones que tenemos, todas son un mero sucedáneo.

¿Cuál debería ser la propuesta de su Santidad en cuanto a sus intenciones de oración? Muy sencillo, la conversión. Sólo se puede conocer, amar y llegar a Dios a través de la Religión Católica; fuera de ella, no hay salvación.

Nada más salir el vídeo, las típicas páginas que aplauden absolutamente cualquier cosa que diga o haga el Papa, se hacían eco y lo propagaban fervorosamente entre sus adeptos, sin medir las consecuencias de lo que están haciendo: se está poniendo a Dios al nivel de un fetiche. ¿Es que nos hemos vueltos locos?

Dios es el Creador de todo ser vivo, de las cucarachas, de los elefantes y del ser humano; pero esta afirmación ¿Nos sitúa a todos en el mismo plano? Una cosa es la filiación por la creación y otra es la “filiación adoptiva” que nos hace Hijos de Dios y se consuma con el Bautismo. Según la Doctrina Católica, para salvarse, tenemos que pertenecer a la Iglesia y por medio del Sacramento del Bautismo, nos incorporamos como miembros del cuerpo místico de Cristo:

Si alguno dijere, que el Bautismo es libre, esto es, no necesario para conseguir la Salvación; sea excomulgado

(C. de Trento, ses. VII, c. 5 sobre el Sacramento del Bautismo. Denz 861)

En el vídeo se equipara nuestra Religión a las demás. Es un dogma de Fe que la única religión verdadera es la Católica. Díganlo en voz alta porque esta es la realidad. ¿Cómo podemos aspirar a sentarnos todos juntos en una ceremonia común? ¿Nos cargamos la Santa Misa y la Consagración? ¿Es eso lo que hay que hacer para contentar a todo el mundo? Esto sería traicionar a Dios, ¿Vds. quieren unirse al grupo de fariseos? Cualquier día nos cambiarán el Sagrario por una fotografía de un Dios pagano y nos parecerá bien. (…)

Si en este vídeo en vez de la cara del Papa Francisco, saliera la cara del cura de nuestro barrio, posiblemente estaríamos llamando al Obispo para que lo mandara a una clínica de reposo, o apelaríamos a su escasa o nula formación.

¿Vds. creen que es lo mismo ser protestante, que budista, que evangelista, que Católico? ¿De verdad nuestro Señor, que en la Hostia está Real y Verdaderamente, se puede igualar a una imagen de un Buda? Afirmar eso es muy grave. No es sólo que seamos analfabetos, es que estamos ciegos; ya no creemos en la presencia Real de Jesús y lo más grave, estamos poniendo nuestra alma próxima al brasero, caminamos hacia la condenación, estamos negando al mismo Dios. Esto no es una broma y desde hace cuatro días que salió el vídeo,…en muchas parroquias, ya se está propagando esta idea contraria a la Fe. Yo misma lo escuchaba en una predicación, “no sabemos lo que pasa con el que muere sin bautizar”, sin duda, estamos en el arrianismo otra vez.

Ayer me encontraba en una Iglesia y en el momento de la Consagración fui la única que se arrodilló, supuse que toda aquella gente que me rodeaba, obviamente no creen en Dios. Desde el Concilio Vaticano II, nuestros Pastores, han ido aleccionando a la feligresía y la han ido luteranizando sin que se dieran cuenta, con lo cual, es normal que ante este vídeo, ya nadie se escandalice de todo lo que ahí se dice. ¿Me explico? Hace tiempo que muchos ya no son Católicos o sólo lo son de nombre, por lo tanto, todo nos parece bien.

Los parroquianos han sido adoctrinados en una nueva religión, que es un compendio de todas, menos de la nuestra. ¿Quiénes han sido los maestros artífices de esta obra de ingeniería? Una célula progresista formada por Curas, Diáconos Permanentes y laicos implicados; esos mismos que los Domingos salen a pedir en la oración de los fieles por el diálogo “interreligioso”; esos mismos que predican “el amor ye ye” en vez de la Palabra de Dios, los mismos que llevan la Santa Comunión a los enfermos porque el Cura tiene muchas ocupaciones que atender…Sí, han ido echando la dosis de cianuro para envenenarnos poco a poco sin darnos cuenta, y con el beneplácito de las jerarquías, hoy, nos asestan la puñalada final.

¡Cuántas veces no se ha denunciado que desde las ONG (como se les llama ahora) de la Iglesia se ayudaba a la gente pero no se hacía un apostolado! Han entendido perfectamente lo que quiero decir. Cuando éramos niños y una persona necesitada se acercaba a la Iglesia a solicitar ayuda, se le preguntaba si era Católico o se le animaba a que lo fuera y se le proporcionaban los medios, se le mostraba a Dios. Ahora sólo se les puede ayudar materialmente, espiritualmente: libertad. Hoy en día, toma el pan y sigue siendo ateo o de la religión que quieras, que total te vas a salvar igual.

A todo esto se le llama Ecumenismo. Esta semana veíamos en Valencia el encuentro de los grupos de Taizé y por supuesto, en el medio de la feria, estaban nuestros Obispos en el suelo, con los jóvenes, dando ejemplo de cómo cargarse una catedral y cómo montar un jardín de infancia en su lugar. Ahí estaban nuestros Jerarcas, representando un papel más digno de un comediante o de un niño de guardería que de un Pastor de la Iglesia.

¿Vds. saben exactamente que es Taizé? Deberían saberlo porque hay muchos párrocos que llevan a los jóvenes allí u organizan estos grupos en sus parroquias y quizás Vds. piensen que están formando a sus hijos en el Magisterio y la Tradición y cualquier día, los verán sentados en el suelo, guitarra en mano y rodeados de velas cantando “qué bonito es amar”.

La comunidad de Taizé reúne a unos cien hermanos, católicos y de diversos orígenes protestantes, procedentes de más de treinta naciones. Por su existencia misma, la comunidad es un signo concreto de reconciliación entre cristianos divididos y pueblos separados” (Extraído de la página web de Taizé)

¡Cóctel de religiones! Miren, muy bonito todo, pero esta no es la Iglesia de Jesucristo. Hemos perdido el norte. ¿Se acuerdan de nuestros misioneros, de aquellos que murieron mártires? No iban al medio de la selva amazónica a enseñarles a cantar o a leer. Su primera misión y principal era hablar de Dios, que el Mundo entero conociera al Señor, que los que vivían en desconocimiento, se convirtieran, se bautizaran y se salvaran. Su primer objetivo no era que aprendieran a leer… Y nosotros ahora, diciendo que todo vale, que da igual rezar a Eolo que rezar a Dios…¡Qué miserables y mezquinos somos! ¿Quién gobierna la Iglesia?

Nuestras Misas adulteradas, Sacerdotes oficiando sin intención, Iglesias sin Sagrarios, la gente Comulgando en la mano, los fieles viviendo en pecado mortal, abrazando la condenación… Nuestra Iglesia pisoteada, vilipendiada y no decimos nada. Tragamos con todo. Jesucristo crucificado ante nosotros. Vayan al Sagrario y suplíquenle al Señor que nos confirme en la Fe, porque hasta Pedro, una vez más, lo está negando.

Durante estas Navidades, en España, han surgido diversas polémicas con la cabalgata de Reyes Magos, desde políticos que pretendían que no salieran por nuestras ciudades, apelando al laicismo preponderante, otros que no permitían participar a un colegio de niños porque su enseñanza se considera “discriminatoria en cuanto al sexo” y como última ocurrencia, esta sin duda, la más brillante de todas, los que a favor de la “igualdad”, llevaban reinas magas en su cabalgata: ¡Viva Melchora, Gaspara y Baltasara! Todo muy propio con los tiempos que vivimos. Ante estos hechos, han salido los católicos de bandera poniendo el grito en el cielo a través de las redes sociales; que si no hay derecho, etc, etc, cuando a estas altura deberíamos tener claro que los que nos gobiernan en absoluto son católicos, ni vienen a promover el Bautismo en la Tierra.

En contraposición, vemos al Romano Pontífice diciendo que “todos somos hijos de Dios” y estos mismos que se manifestaban en contra de Melchora, lo aplauden y lo promueven. Una de dos, o tenemos el cerebro parado, en pausa, en off o es que nuestro Dios no nos importa en absoluto, preferimos agradar al hombre y ganar los bienes terrenales, antes que aspirar a los celestiales.

Hemos planteado el problema, pero la pregunta es ¿Hay solución? ¿Qué debemos hacer? ¿Salir corriendo y abandonar el Señor y renunciar a nuestros Templos copados por el mal? Cálmense, el Señor nos necesita a sus pies, en el Sagrario, haciendo oración y reparando, recibiendo los Sacramentos y denunciando el error, ¿Quién confirma nuestra Fe? Nuestros Santos Sacerdotes. Como vds. saben, en adelantelafe tienen todo un kit de supervivencia: artículos, homilías, meditaciones, sección de descargas….

(…) Amigos lectores, hagan Apostolado, difundan los artículos que consideren de interés en sus ambientes parroquiales.

Por esto doblo mis rodillas ante el Padre, de quien toma su nombre toda paternidad en el Cielo y en la Tierra, para que os conceda, según la riqueza de su gloria, que seáis poderosamente fortalecidos por su Espíritu en el hombre interior; y Cristo por la Fe habite en vuestros corazones (…) A Él,… la gloria en la Iglesia y en Cristo Jesús, por todas las generaciones…. Amén.” (San Pablo)

Sonia Vázquez

DOCUMENTO 3º LA EXALTACIÓN DEL PECADO

Es un artículo que comenta el testimonio de una pareja que vive en concubinato, en la Misa de Encuentro con las Familias el 15 de febrero de 2016 en Méjico, ante el Papa Francisco. La pareja pontificó:

“Los divorciados vueltos a casar no podemos acceder a la Eucaristía, pero podemos Comulgar a través del hermano necesitado, del hermano enfermo, del hermano privado de su libertad”

“Estas palabras que tanto emocionan a unos, incluido el Santo Padre, a otros más centrados, nos resultan absurdas, repulsivas y sin lugar a dudas, son una manifestación en grado sumo de la podredumbre que asola nuestra Iglesia, que sin lugar a ningún género de duda, vive de espaldas a Dios. Tan brillante discurso lo debemos a Humberto y Claudia, que ante una multitud que aclamaba al Sumo Pontífice en México, nos deleitaban a todos con una exaltación pública del pecado mortal y ante nuestro asombro, eran aplaudidos por una masa, supuestamente de ateos, o desnortados.

A estos señores y a todos los que vitorean estas aberraciones, hay que decirles ¡Qué estupenda la telenovela! Pero si están de acuerdo en todo lo que soltó este señor por su boca, ustedes no son Católicos ni están dentro la Iglesia de Jesucristo; serán luteranos, budistas, o lo que quieran, pero viven en contra del Magisterio, por lo tanto, están apartados de nuestra Fe, se llamen Humberto, Claudia, Francisco o Jorge María, son herejes públicos.

La única manera de Comulgar, es decir, de recibir al Señor, es Sacramentalmente o espiritualmente y para cualquiera de las dos formas, es necesario estar en Gracia de Dios. Dos personas que conviven y tienen relaciones sin estar casados, no pueden acceder a la Comunión, ni de una manera ni de otra, si tienen duda, remítanse al Doctor Angélico y mucho menos puede uno, inventarse otras formas de Comulgar.

Supongo que a Vds. como a mí, eso de Comulgar a través del necesitado, les dará la risa o simplemente les abrirá una brecha en el alma, porque es que es para morirse de pena, viendo como Crucifican al Señor una vez más, públicamente. La lanza vuelve a atravesar su Santo Costado.

Decir que se Comulga con una obra de caridad es rozar el analfabetismo puro y duro; esto es lo que enseñan desgraciadamente en muchas Parroquias y así están los fieles, más ignorantes que tarzán en la selva. Realmente, esta serie de imbecilidades (nadie se ofenda, porque esta es la palabra), son las que nos promulgan desde el Vaticano, donde están más pendientes de los árboles y de las plantas que del alma de los fieles. La gente ya no sabe ni lo que es la Santa Comunión. Tenemos que repasar el Catecismo.

>¿Qué es el sacramento de la Eucaristía? – La Eucaristía es un Sacramento en el cual, por la admirable conversión de toda la sustancia del pan en el Cuerpo de Jesucristo y de toda la sustancia del vino en su preciosa Sangre, se contiene verdadera, real y sustancialmente el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad del mismo Jesucristo Señor nuestro, bajo las especies del pan y del vino, para nuestro mantenimiento espiritual. (Catecismo Mayor de San Pío X)

¿Han visto el vídeo del cual les estoy hablando? ¿Podemos quedarnos impasibles cuando el Papa abraza a una pareja de pecadores públicos, orgullosos de esa condición, cuando son elegidos por las Jerarquías para dar un discurso ante los medios de comunicación mundiales, exaltando el pecado mortal y diciendo con toda la desfachatez que el Señor “bendice” esa unión?

Esto es la Crucifixión de Cristo. ¡Fariseos todos los que estaba allí aplaudiendo, alegrándose, regocijándose y lo mismo el que al verlo, no ha sentido asco y repugnancia! Los que ovacionan, son los mismos que apedrearon a Jesús en su Camino a la Cruz, los mismos que primero lo vitorearon con palmas y después lo abandonaron y le escupieron. No nos unamos al grupo, seamos María Magdalena, siempre a los pies del Señor, después de su arrepentimiento y cambio de vida, digamos como ella: “no, al pecado”.

Las obras de misericordia convertidas en un “cachondeo público” sin lugar a dudas, porque, ¿Se puede ayudar al necesitado en nombre de Dios, si nuestro interior está podrido y en él, no habita el Espíritu Santo? No somos una ONG, en la que todos y todo tiene cabida, somos Católicos y debemos vivir en Gracia de Dios o luchar diariamente por ello. ¿Cómo puede decir esta pareja, que tiene una familia donde el centro es Dios? No, por favor, que alguien cabal les informe de que conviven con el mismo demonio, no con el Señor. Esto es lo que les tenía que haber dicho el Santo Padre públicamente, allí, delante de todo el Mundo, ¿Por qué no lo hizo? ¿Es que acaso el Romano Pontífice actúa como si fuera un líder político de tantos, intentando agradar a todo el Mundo para obtener votos y mantener su silla caliente? ¿No es él, el que dice que los Sacerdotes no deben actuar como meros funcionarios? Aplíquese, Santidad ¿Qué es esto? ¿La Apostasía? No se trata de que les dé una bofetada, pero esto es una maniobra perfectamente orquestada. Por favor, sean honestos, póngannos ejemplos de matrimonios Santos; nuestro objetivo es el Cielo, no el Infierno. Esto es algo muy serio.

Y después de esta exaltación del pecado, el Pueblo de Dios ¿Qué tenemos que hacer, tenemos que ser como Humberto y Claudia, dejar paso a nuestras pasiones en vez de refrenar la carne? Y este señor suelta con toda la desfachatez “después del abrazo de Nuestro Señor, sentimos que el corazón no cabía en nuestro pecho”.

¡Qué desvergüenza, utilizar así el Nombre de Dios! Luego nos escandalizamos con los políticos de turno y su ateísmo manifiesto y cuando el maltrato viene de personas que dicen ser Católicos, nosotros, no decimos nada, nos parece bien, ¿Esto no requiere ni manifestación, ni movimientos banderiles de las asociaciones de laicos implicados? Ah, no, claro, esto es la primavera eclesial, encabezada por el mentor de Laudato Si; entonces hay que decir que está bien. ¡Hipócritas!

“Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva”. Si nos acercamos a las Sagradas Escrituras esto es de lo que se nos habla, de arrepentimiento y conversión. En la parábola del hijo pródigo, el padre abraza al hijo que vuelve arrepentido; pero la buena de Claudia y su santo esposo, no sólo se regocijan en su pecado, sino que se levantan como líderes de masas, como ejemplo de laicos implicados en su parroquia. Rozando lo absurdo nos cuentan que el hijo que tienen en común, es monaguillo y mientras, el público presente, como borregos, vitorean este discurso no apto para cardíacos, ¡Qué asco! Demoledor, ¿No? Hay que decirlo así, porque parece que tragamos con todo. ¿Qué sentiríamos si al ir a beber agua, nos hubieran echado lejía, ácido? Pues esto, es lo mismo. Una estampa muy bonita de dos enamorados que en su verborrea esconden dinamita pura y dura. ¡Boom! Así es como está explotando nuestra Iglesia.

Entramos a un grupo para divorciados vueltos a casar, nos acercamos a la Iglesia y recibimos amor y misericordia”. Esto es una película barata, sin presupuesto. Miren Vds., cuando uno comete un delito, lo llevan a la cárcel y paga con una condena. Hay lugares en los que las cárceles son verdaderos infiernos, pero en mi País, por ejemplo, los carceleros te reciben con ese mismo amor y misericordia, pero te abren la puerta de la celda para que entres y te quedes ahí hasta que cumplas la condena.

No he estado en la cárcel, pero por lo que leo, funciona así. Esto quiere decir, que esos grupos de los que hablan, resultarán maravillosos, pero si no te muestran la realidad de tu situación, sigues en estado de condenación, es decir, en pecado mortal y si mueres en ese estado, el destino es el infierno.

Es tan simple que hasta un niño de colegio lo podría entender. En esos grupos, ¿Forman o deforman? ¿La Iglesia promueve estas agrupaciones?

Este “matrimonio” tan ejemplar, ayuda en las cárceles con “acompañamiento”. Supongo que no será espiritual; quiero pensar que será para jugar a las cartas o con cualquier otro entretenimiento, digo yo; no obstante, dice Humberto que los acompañan con artículos de “higiene personal”. Mejor sería que Vd. y su señora busquen ayuda espiritual que les proporcione “higiene del alma” ¿Cómo hablarle de Dios a otras personas, si no lo conocemos, si no lo amamos, si no queremos imitarlo con una vida Santa?

Sí, Señor, yo te amo, pero sólo en lo que me conviene: Como tengo tiempo libre voy a colaborar en la cárcel, en Cáritas, voy a llevar alimentos, me voy a privar de ver la tele un poco, de decir palabras feas, pero claro, no me pidas que no conviva con esta señora, que deje de utilizar anticonceptivos, que renuncie al placer de satisfacer al cuerpo en todo lo que me pide, a las pasiones de la carne, no, Señor, eso no, pídeme lo que puedo hacer y lo que me apetece darte… Así estamos de flojos: Comulgamos en el hermano enfermo” y de aquí a la Beatificación.

Miren, podíamos escribir de muchas cosas, pero hay que hablar de estas situaciones, porque esto genera desconcierto y caos. ¡Cuidado! nos están conduciendo a la vida de pecado, están pisoteando los Sacramentos, se está negando a Dios en la Santísima Hostia… Es normal que la gente Comulgue en la mano ¿No creen? Esta Iglesia es luterana, no cree en la presencia Real del Señor, creen como paganos.

Por favor, hágannos un favor, márchense y devuélvannos los Templos.

El otro día se me acercó una señora que me vio recogida en oración y me dijo que parecía una Santa. Es normal que lo piensen así. Miren dónde está el nivel: en el subsuelo. Está tan bajo, que los que luchamos diariamente por vivir en Gracia de Dios parecemos Santos, a esto hemos llegado… ¡Qué triste! No tenemos adonde mirar para seguir fieles a nuestra Fe… O sí, claro que sí, a Jesús, al Hombre que se dio por nosotros, el que cada día en la Santa Misa nos pide que le amemos más, a nuestro Dios que está sólo y abandonado en los Sagrarios, vilipendiado por sus propios Pastores, escupido por sus Obispos.

Señor… aún así, nos amas, deseas ardientemente que el pecador se convierta y vuelva a Ti; por eso permites toda esta humillación pública por parte de los que se hacen llamar, Hijos de Dios.

Díganlo en voz alta, “vivir amancebado” es pecado mortal. Así lo dicen los Mandamientos de la Ley de Dios, así lo debe confirmar la Iglesia de Jesucristo y así de alto y claro lo tiene que manifestar el que se sienta en la Silla de Pedro; no con un abrazo al pecado, sino con una invitación al arrepentimiento y una vuelta a la Casa del Padre.

No pierdan el norte, la referencia es Jesús. Sonia Vázquez

Organista. No sabría, ni querría ser otra cosa. Casada. Laica comprometida con mi Iglesia. La Coruña.

NOTA NUESTRA.- Ciertamente que es difícil compaginar el abrazo del Papa Francisco con el Comienzo del Salmo 15:

Oh Yahvéh: ¿Quién se hospedará en tu Tienda? ¿Quién habitará en tu Monte Santo? El que vive sin mancha y practica la Justicia, y habla verdad en su corazón,el quehonra a los que temen a Yahveh” .

Ignoramos si Sonia conoce este Mensaje de una mística de actualidad, antes de la Revolución del Papa Francisco: “La Iglesia, desaparecerá. En su lugar, una Falsa iglesia se erigirá. En ella, ya nada recordará a la Tradición. Los fieles que la pueblan, serán los infieles a toda la Tradición. Entre ellos: los divorciados vueltos a casar, los homosexuales, los adúlteros y fornicarios o impuros, los «componendas con el mundo», los ricos, los afamados al mundo de las riquezas, los poderosos. Bajo los cuales están las cuerdas de toda la Humanidad”(12-junio-2012).

A.M.D.G.


Vídeos y artículos sugeridos

Amoris Laetitia. Documento claramente herético

Hay muchos artículos que explican los escándalos que, en el seno de la Iglesia, está provocando la polémica exhortación. Añadimos …

Documental Apariciones de Garabandal

Vídeos y artículos sugeridos ¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces: Palabras …

Ex-musulmanes conversos al Catolicismo piden al papa que deje de alabar el Islam

Un grupo de ex-musulmanes conversos al Catolicismo escribieron una carta al papa Francisco, mostrando su estupor ante su discurso a …

Fidelidad en el divorcio

Introducción Parece que estemos en los tiempos que señala S. Pablo, en los que “no soportarán la Sana Doctrina” (2Tim …

María de Himalaya – Testimonio imperdible enfermera budista y abortista divorciada apunto de suicidarse encuentra a Jesús en la India

Vídeos y artículos sugeridos ¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces: Palabras …

Nueva Era. Una explicación detallada. Serie completa

Parte 1/7: Introducción Parte 2/7: ¿Quién la promueve y porqué? Parte 3/7: ¿La Nueva Era es compatible con el Cristianismo? …

¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces:

, , , , , ,

Descarga el PDF del artículo


Palabras clave

#


¿Tienes alguna sugerencia o has visto algún error en la página?

Te agracederías que nos lo comunicaces en los comentarios

Si prefieres contactarnos, completa el formulario de contacto aqui!


Temas de discusión

Aqui te proponemos algunas preguntas para promover el intercambio de opiniones

Nota: Todos los comentarios que sean irrespetuosos en cualquiera de sus formas no serán aprobados y serán removidos permanentemente

Pregunta: ¿?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *