(Por Montserrat Sanmartí)

Estos días de tanto pesar tras la triste frase pronunciada por Francisco en Villavicencio, “Por las venas de Jesús corre sangre pagana”, han sido de ardua lucha y trabajo tratando de explicar a muchas personas que desconocen algunos de los dogmas más estimados de nuestra fe, porqué la frase es una frase que contiene, implícitas, numerosas herejías. Hemos constatado con dolor que muchas personas son bienintencionadas, que piensan que todo lo que dice Francisco es “palabra de Dios” y que “el Papa nunca se equivoca y está elegido por el Espíritu Santo”. Todo ello está muy alejado de la realidad y es una idea falsa y pervertida que se ha infiltrado en todos los sectores católicos. Cabe recordar lo siguiente:

¿QUÉ NO ES LA INFALIBILIDAD PAPAL?

NO ES INSPIRACIÓN DIVINA

Muy por el contrario de lo que piensan muchas personas, la infalibilidad no significa que el Papa esté divinamente inspirado. Los Apóstoles y los Evangelistas recibieron este don, y sus escritos son aceptados como palabra inspirada por Dios. Mas la Iglesia no afirma que el Papa esté inspirado, o que reciba alguna revelación divina, estrictamente hablando. Así, el Concilio Vaticano I (el mismo que proclamó el dogma de la infalibilidad) declara:

“Porque el Espíritu Santo no les fue prometido a los sucesores de Pedro, a fin de que ellos propaguen una nueva doctrina revelada, sino que, bajo la asistencia del Divino Espíritu, puedan preservar incólume, y explicar con toda fidelidad la revelación o depósito de la fe, trasmitido por los apóstoles”.

Por tanto el Papa no puede (ni mediante declaración dogmática ni ninguna otra) poner, quitar o modificar doctrinas de fe. Su misión es sólo preservarla y transmitirla tal como nos llegó desde los apóstoles y mantenerla libre de error.

Además, cabe recordar lo siguiente:

«El Papa no es en ningún caso un monarca absoluto, cuya voluntad tenga valor de ley. Él es la voz de la Tradición; y sólo a partir de ella se funda su autoridad

(Joseph Ratzinger, en la presentación de Mulieris dignitatem. 30 de septiembre de 1988).

http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cf aith_doc_19880930_ratzinger-mulieris_sp.html

En su homilía de toma de posesión del obispado de Roma, el 7 de mayo de 2005:

“El poder conferido por Cristo a Pedro y a sus sucesores es, en sentido absoluto, un mandato para servir. La potestad de enseñar, en la Iglesia, implica un compromiso al servicio de la obediencia a la fe.  El Papa no es un soberano absoluto, cuyo pensamiento y voluntad son ley. Al contrario: el ministerio del Papa es garantía de la obediencia a Cristo y a su Palabra. No debe proclamar sus propias ideas, sino vincularse constantemente a sí mismo y la Iglesia a la obediencia a la Palabra de Dios, frente a todos los intentos de adaptación y alteración, así como frente a todo oportunismo”.

https://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/homilies/2005/documents/hf_benxvi_hom_20050507_san-giovanni-laterano.html

LAS HEREJÍAS.- Pues bien. Dicho y aclarado el tema de la Infalibilidad y de la inspiración del Espíritu Santo sobre el Papa, me gustaría decir dirigir unas palabras a un joven sacerdote, no sin antes pensar en su buena intención, pero también en su clara falta de una buena formación. Lo que digo es por lo que ha publicado en un artículo el padre Sam, así se llama el joven padre, en el cual está tratando de “enderezar y reexplicar” la penosa frase que no voy a repetir, porque ya la dije arriba y cada vez que la pienso, me duele infinitamente.

En este artículo que nos reenvía este lector sigo viendo los malabares y cabriolas que algunos clérigos se emperran en hacer para justificar lo que no tiene justificación alguna. Desde mi postura de laica, y con el catecismo en la mano, quisiera con todo respeto corregir al padre, quien no duda en defender la frase herética diciendo que no hay nada de malo en ella. Para excusar estas palabras, recurre nuevamente, como lo hace Francisco, a la genealogía de Jesús, una genealogía según expresa el padre, carnal. Quiero refutar aquí su exégesis, diciendo que la genealogía de Jesús debe entenderse no de manera puramente carnal o biológica, sino legal y espiritual. ¿Por qué espiritual y no carnal? Pongamos un ejemplo:

Yo adopto un hijo. Legalmente soy su madre. Legalmente, mis familiares, mis antecesores, serán parte del árbol genealógico de mi hijo. Ese hijo puedo sentirlo como si lo hubiera parido, literalmente, pues el amor es así de grande y maravilloso. Pero por mucho que yo quiera, nunca, ¡¡¡NUNCA!!!, podré decir que este hijo mío posee mi sangre, pues por sus venas no corre ni una gota de mi sangre ni de la de mis ancestros. Dicho esto, toda la tesis del padre Sam se viene abajo, porque es falso que Cristo porte en sus venas sangre de ninguno de sus ancestros. ¿Por qué? Pues precisamente porque los dogmas definidos por la Iglesia católica, (verdades de fe que todo católico tiene obligación de creer so pena de caer en herejía) afirman todo lo contrario. Vamos a repasar, a modo de catequesis, cuáles son los dogmas que contravienen esta afirmación de que por las venas de Cristo corre sangre pagana:

1º. Dogma de la Inmaculada Concepción de María: Es también conocido como el dogma de la Purísima Concepción, y sostiene que María, madre de Jesús, a diferencia de todos los demás seres humanos excepto Jesús, no fue alcanzada por el pecado original sino que, desde el primer instante de su concepción, estuvo libre de toda culpa, manteniendo su pureza inmaculada. Esta preservación, precisamente, fue para evitar que a Cristo le pudiera tocar sangre contaminada con el pecado original, que como dice la propia palabra es principio y origen de cualquier otro pecado y desorden, entre los que se contaría la idolatría y el paganismo.

2º. Dogma de la Virginidad perpetua de María: Este dogma ratifica que María nunca sostuvo relaciones maritales con hombre alguno, manteniendo intacta por siempre su virginidad, antes, durante y después del parto, confirmando que su maternidad es de origen divino. Es decir, que el vientre de María fue fecundado por la Tercera Persona de la Santísima Trinidad, esto es, Dios Espíritu Santo, quien por ser Dios es pureza absoluta. Por este motivo, la santidad y pureza de Jesús, engendrado en el seno de María es Inmaculado por su procedencia, tanto por herencia biológica materna, como por la herencia proveniente del mismo Dios que la fecundó.

3º. Dogma de la divinidad de Jesucristo: Si por las venas de Jesús, supuestamente y según afirmación de Francisco, corre sangre pagana, se sobreentiende que es un hombre como usted y como yo. Una de las cosas que diferencian a Cristo de los otros seres humanos, es que tiene dos naturalezas: una divina y una humana. Si la sangre de Cristo es pagana, significa que no ha sido santificada por Dios y Cristo quedaría simplemente como un hombre más.

4º. Dogma de la Transubstanciación: Si la sangre de Cristo es pagana, no existe la transubstanciación y por ende la Eucaristía. ¿De qué sirve una Misa, si en ella la sangre que se ofrece a Dios como sacrificio expiatorio es sangre pagana? ¿Acaso esa sangre sirve de justificación por nuestros pecados? ¿Es esa sangre la del Sacrificio perpetuo que satisface a Dios Padre para perdonarnos nuestros pecados y así merecer el Paraíso?

Solamente por contravenir estos dogmas implícitamente en la frase dicha por Bergoglio, podemos afirmar que estamos ante unas herejías gravísimas contra nuestra Santa Madre, aparte de dejar tocados otros muchos fundamentos de nuestra Fe y de ser una frase altamente blasfema, de las peores que hayamos escuchado nunca de boca de un ministro de Dios. En ella, además, se está sugiriendo, también de modo implícito, que San José no es el casto esposo de María, dejando también tocada su figura excelsa de padre adoptivo y casto.

Recuerdo que hace pocos meses, la escandalosa entrevista a la monja Caram en que habló en estos términos de la relación entre José y María, alcanzó a muchos católicos que se levantaron pidiendo que esa “señora” fuera castigada por admitir como real que San José y María tenían relaciones carnales. Recuerdo el revuelo en las redes sociales y en general, los católicos estaban contra la susodicha, por blasfema y hereje. Es curioso cómo ahora han dado un vuelco de 180º y lo que Francisco admite implícitamente en su frase, que es exactamente lo mismo que admitió en su momento su gran amiga, “la monja Caram”, ahora es admitido como si fuera la verdad absoluta. Lo que son las cosas, ¿verdad?

Pues bien, el padre Sam, con toda su buena intención, deja claro por su escrito que Jesús lleva en sus venas sangre pagana. Me gustaría preguntarle al padre: Usted cuando celebra la Santa Misa diaria, y consagra el pan y el vino convirtiéndolos en el cuerpo y la sangre del Señor ¿considera que está consagrando sangre pagana? ¿Esa sangre puede servir de algo si es pagana? ¿Puede redimirnos y traernos algún beneficio a quienes comulgamos a diario, si es sangre como la suya o la mía? ¿Se da usted cuenta de que ningún ser humano es capaz de redimir a nadie con su propia sangre y que solamente la Santa y Preciosísima Sangre de Jesucristo es la que salva y redime?

Hoy, como tengo por costumbre, acudí a Misa y la lectura del Evangelio me pareció sumamente elocuente. Eran el pasaje de las Bienaventuranzas. Creo que nunca como en este último período de mi vida he sentido tan vivas en mí las palabras del texto de hoy:

“Dichosos vosotros, cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten, y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas”……. “Pero, ¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo que hacían vuestros padres con los falsos profetas”.(Lc. 6;20)

Digo que nunca como ahora me siento identificada con esta sentencia del Señor, y sí, me siento bienaventurada. Me siento bienaventurada por haber sido echada de una parroquia por decir lo que digo, pues resuenan en mi las palabras de “Os expulsarán de las sinagogas; pero viene la hora cuando cualquiera que os mate pensará que así rinde un servicio a Dios”. Me siento bienaventurada porque estos días ha habido personas que me han tratado de injuriar, algunas con palabras como “ojalá se te llene la boca de gusanos”…….y dentro de mi corazón sentí mucha paz y mucha compasión hacia ellas, porque, como dice el Señor, “mi pueblo perece por falta de conocimiento, no por maldad ni por odio hablan así, si no porque hay sacerdotes que no cumplen con su obligación, porque hay obispos que no confirman en la fe a sus fieles, porque hace años que en los púlpitos se nos habla mucho de amor, de misericordia y de bellas palabras, pero no se da Doctrina, no se enseña a conocer ni la fe, ni los dogmas, ni la moral. Es más, en los seminarios se enseñan ya esas herejías de que hemos hablado en el artículo.

Quisiera concluir con algunas citas de santos sobre la blasfemia que creo merecen la pena, para llevar a la oración y meditar en lo que supone blasfemar e injuriar al Señor y a su Santísima Madre. Cuánto más si en esa blasfemia se incita a la herejía.

SANTO TOMÁS DE AQUINO: “Si soportar las injurias que nos alcanzan personalmente (y respetar a las personas que las profieren) es un acto virtuoso, soportar las que atañen a Dios es el colmo de la impiedad”.

SAN BERNARDINO: “Ningún pecado contiene tanta malicia como la blasfemia. La blasfemia es un pecado más grave que el hurto y que el adulterio, porque como todos los otros pecados dimanan o de la fragilidad, o de la ignorancia, pero el pecado de la blasfemia proviene de la propia malicia”.

Dios abomina todos los pecados; pero, especialmente, el de la blasfemia; porque, aunque todos ofenden a Dios, y ceden en deshonra del Señor, si bien los demás pecados le deshonran indirectamente, quebrantando su ley, la blasfemia le deshonra directamente, maldiciendo su santo nombre.

SAN EFRÉN: ¿No temes, ¡oh blasfemo! que baje el fuego del Cielo y te devore? ¿Que se abra bajo tus plantas la tierra y se te trague?

SAN GREGORIO: Los demonios tiemblan al oír el nombre de Cristo, y ¿cómo no temblamos nosotros de injuriarle?

SAN JERÓNIMO.- San Jerónimo recriminó a un blasfemo diciéndole:

“¿Por qué ofendes a Dios? Los perros ladran en defensa de sus dueños, y ¿me callaría yo cuando oigo blasfemar el nombre de mi Dios? ¡Podré morir, pero no callar!”.

Concluyo hoy, especialmente en el día la fiesta de San Juan Crisóstomo, 13 de septiembre, con varias sentencias del doctor de la Iglesia.

SAN JUAN CRISÓSTOMO: “¿Tú te atreves a maldecir a Dios, que te llenó de beneficios y te conserva? Señal es que ya está uno de tus pies en el infierno, y que si Dios no te conservase la vida por su divina misericordia, estarías ya condenado para siempre; y en lugar de darle gracias, le maldices al propio tiempo que Él te está llenando de beneficios.”

“¡Oh lengua diabólica! -exclama San Bernardo de Sena-, ¿qué cosa te irrita hasta el punto de blasfemar de tu Dios, que te creó y redimió CON SU SANGRE? Algunos blasfeman hasta de Jesucristo, que murió por su amor en una cruz; siendo así que, aunque no estuviésemos condenados a morir, deberíamos desear morir por amor a Jesucristo, para mostrar, de algún modo, nuestro agradecimiento a un Dios que dio su vida por nosotros. Digo de algún modo, porque no hay comparación entre la muerte de una vil criatura y la de un Dios; y, sin embargo, tú, pecador, tú, blasfemo, en lugar de amarle y bendecirle, le maldices.”

Y atención a esto que nos dice el doctor Crisóstomo, enseñanza reconocida por la Iglesia para todas las épocas y a considerar como algo imperecedero:

Castiga la boca del blasfemo, y santifica tu mano con este castigo. Hay algunos padres que castigan bárbaramente a sus hijos, si no hacen al punto lo que les mandan; empero, si les oyen blasfemar de los santos, o se ríen, o no los reprenden. Si ustedes llegan a escuchar a alguien entre el público que pasa, o en medio del foro, blasfemando contra Dios, vayan donde él y repréndanlo; y si fuera necesario darle un golpe, no se frenen. Golpéenlo en la cara; denle en la boca; santifiquen su mano con el golpe, y si alguien los acusara y los llevara ante la justicia, síganlo, y cuando el juez los llame a dar explicaciones, ¡digan con valentía que el hombre blasfemó contra el Rey de los Ángeles!”.

Benedicto XVI niega que por las venas de Jesús corra sangre pagana

14/09/2017 by Montserrat Sanmartí Fernández

Estimados lectores de Como Vara de Almendro, hoy tenemos un regalo para compartir para todos ustedes. Nos lo hace llegar una amiga de nombre Ángeles, que cual un ángel nos ha aportado una grata noticia. Se trata de una cita del libro de Benedicto XVI, el Papa erudito y sabio, el Papa callado y humilde y por ende finalmente ensalzado, tal como dice el Magníficat. El Papa para el cual muchos pedían que fuera elevado a la categoría de Doctor de la Iglesia, ya en vida.

Muchas personas se han preguntado el por qué Benedicto no habló tras la blasfema y herética frase de Bergoglio en Colombia. Pero lo que nadie contaba es que Benedicto tenía “los deberes al día” y ya habló de ello muy claramente en sus escritos.

El texto que compartimos con todos ustedes, está sacado del libro “La infancia de Jesús” , Editorial Planeta. Capítulo I, páginas 14 y 15, libro que leí hace un año y que recomiendo vivamente a todos ustedes. Tras la triste frase ”por las venas de Jesús corre sangre pagana“, hemos recibido muestras de solidaridad y apoyo a nuestros escritos, pero también, no podemos negar que muchos se han abalanzado sobre nosotros y nos han criticado por decir que esa frase contiene una gravísima blasfemia y encierra varias herejías. En el texto de Benedicto XVI que seguidamente compartimos, se confirma, de un modo simple, todo lo que Como Vara de Almendro ha sostenido desde un principio. Aquí el texto:

“La genealogía de Mateo es una lista de hombres; sin embargo, antes de llegar a María, se menciona a cuatro mujeres: Tamar, Rahab, Rut y la mujer de Urías ¿Por qué aparecen estas mujeres en la genealogía? ¿Con qué criterios se las ha elegido?

Se ha dicho que estas cuatro mujeres habrían sido pecadoras. Así, su mención implicaría una indicación de que Jesús habría tomado sobre sí los pecados y, con ellos, el pecado del mundo, y que su misión habría sido la justificación de los pecadores.

Pero este no puede ser el aspecto decisivo en su elección, sobre todo porque no se puede aplicar a las cuatro mujeres. Es más importante el que ninguna de las cuatro fuera judía. Por tanto, el mundo de los gentiles entra a través de ellas en la genealogía de Jesús, se manifiesta su misión a los judíos y a los paganos.

Pero, sobre todo, la genealogía concluye con una Mujer, María, que es realmente un nuevo comienzo y relativiza la genealogía entera.”

Ha llegado pues la hora de hablar, hermanos. Fuera los miedos. Frente a la verdad no hay excusas. Es hora de defender la Sangre de Cristo, precio de nuestra salvación ¡¡¡Salgamos en defensa de la verdad de nuestra Fe!!! No podemos dormir, ya lo dijo Santa Teresa, nuestra santa castellana, la escritora y andariega abulense.

A.M.D.G.


Vídeos y artículos sugeridos

Amoris Laetitia. Documento claramente herético

Hay muchos artículos que explican los escándalos que, en el seno de la Iglesia, está provocando la polémica exhortación. Añadimos …

Documental Apariciones de Garabandal

Vídeos y artículos sugeridos ¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces: Palabras …

Ex-musulmanes conversos al Catolicismo piden al papa que deje de alabar el Islam

Un grupo de ex-musulmanes conversos al Catolicismo escribieron una carta al papa Francisco, mostrando su estupor ante su discurso a …

Fidelidad en el divorcio

Introducción Parece que estemos en los tiempos que señala S. Pablo, en los que “no soportarán la Sana Doctrina” (2Tim …

María de Himalaya – Testimonio imperdible enfermera budista y abortista divorciada apunto de suicidarse encuentra a Jesús en la India

Vídeos y artículos sugeridos ¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces: Palabras …

Nueva Era. Una explicación detallada. Serie completa

Parte 1/7: Introducción Parte 2/7: ¿Quién la promueve y porqué? Parte 3/7: ¿La Nueva Era es compatible con el Cristianismo? …

¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces:

, , ,

Descarga el PDF del artículo


Palabras clave

#


¿Tienes alguna sugerencia o has visto algún error en la página?

Te agracederías que nos lo comunicaces en los comentarios

Si prefieres contactarnos, completa el formulario de contacto aqui!


Temas de discusión

Aqui te proponemos algunas preguntas para promover el intercambio de opiniones

Nota: Todos los comentarios que sean irrespetuosos en cualquiera de sus formas no serán aprobados y serán removidos permanentemente

Pregunta: ¿?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *