Oración a la Reina del Cielo antes de cada meditación
Reina Inmaculada, Celestial Madre mía, yo vengo a tus rodillas maternas para abandonarme como tu querida hija entre tus brazos y pedirte con los suspiros más ardientes la máxima Gracia que Tú puedes concederme: Mamá Santa, Tú, que eres la Reina del Reino de la Divina Voluntad, admíteme a vivir en El como hija tuya, y haz que este Reino ya no esté de ahora en adelante desierto, sino muy poblado de hijos tuyos.
Soberana Reina, a Ti me confío a fin de que Tú guíes mis pasos en este santo Reino. Teniéndome tomada con tu mano materna haz que todo mi ser viva vida perenne en la Divina Voluntad. Tú serás mi Mamá y yo te entregaré mi voluntad a fin de que Tú la cambies por la Voluntad Divina. Te pido que ilumines mi mente y me asistas para que yo pueda comprender bien qué cosa es y qué cosa significa vivir en la Santa Voluntad de Dios.

QUINTA MEDITACION – El quinto paso de la Divina oluntad en la Reina del Cielo. El triunfo sobre la prueba.

EL ALMA A LA VIRGEN:
Soberana Reina, veo que me tiendes los brazos. Y yo corro, vuelo acia ti para gozar tus abrazos y tus celestiales sonrisas.
Mamá Santa, hoy tienes aspecto triunfante; tienes semblante de encedora. Tú quieres narrarme la gloriosa victoria de tu prueba, ¿no s verdad? Yo te escucharé con mucha atención, con la gran esperanza e que también a mí me concedas la gracia de triunfar sobre todas las ruebas a las que el buen Dios quiera someterme.

LECCION DE LA REINA DEL CIELO:
¡Hija queridísima, oh cómo suspiro por confiarte mis secretos!
Ellos me darán inmensa gloria y exaltarán aquel FIAT que fue la causa primaria de mi Inmaculada Concepción, de mi Santidad de mi Soberanía y Maternidad Divinas. Todas las sublimes prerrogativas por las cuales la Iglesia me honra tanto, no fueron otra cosa que los efectos de la Divina Voluntad que me dominaba, que reinaba y vivía en Mí.
Es natural, por lo tanto, que Yo arda en deseos de hacer conocer a los hombres la maravillosa potencia del FIAT Divino que en Mí produjo privilegios y efectos tan admirables que dejó estupefactos al Cielo y a la tierra.
Ahora escúchame, hija querida: Cuando el Ser Supremo me pidió mi querer humano, Yo comprendí el gran mal que la voluntad humana puede producir en el hombre, teniendo la capacidad de deshacer aun las obras más bellas del Creador. La criatura a causa de su propio querer es oscilante, débil, inconstante, desordenada… mientras que Dios, al crearla, la había unido a su Voluntad Divina para que ésta pudiera ser su fuerza, su primer movimiento, su sustento, su aliento, su vida. Así que al no recibir en nosotros esa Vida Divina, rechazamos los bienes y los derechos recibidos como don de Dios. ¡Oh, cómo comprendí bien la suma ofensa que el hombre hace a Dios y los males que se atrae a sí mismo! Tuve entonces pavor y horror de hacer mi voluntad, y justamente temí, pues ¿no había sido acaso también Adán creado por Dios, inocente y puro? Y con hacer su propia voluntad ¿en cuántos males no fue arrojado, arrastrando consigo a todas las generaciones?
Presa entonces de terror y, más aún, de ternura ardiente hacia mi Creador, juré no hacer nunca mi voluntad. Y para estar más segura y testificar mayormente mi sacrificio a El, que tantos mares me había dado de gracia y tantos privilegios, tomé mi voluntad y la até a los pies del Trono Divino en homenaje continuo de amor y de sacrificio, afirmando que nunca me serviría de ella ni siquiera por un instante.
Hija mía, tal vez a ti no te parezca grande el sacrificio que hice de vivir sin mi voluntad, pero te aseguro que no hay ninguno semejante al mío. Los sacrificios de toda la historia del mundo, comparados a éste, no son sino sombras. Sacrificarse un día, ahora sí, ahora no, es fácil; pero sacrificarse a cada instante y en cada acto, aun en el mismo bien que se quiere hacer, y durante toda la existencia, sin dar nunca vida a la voluntad propia es el sacrificio de los sacrificios, es el certificado y testimonio más grande de fidelidad, es el amor más puro, tejido por la misma Voluntad Divina que se puede ofrecer al Creador. Es tan grande esta oblación, que Dios no puede pedir nada más de la criatura, ni la criatura puede encontrar ninguna otra cosa mayor que ofrecerle que ésta.
Ahora, hija querida, en cuanto hube hecho el don de mi voluntad a mi Señor, Yo me sentí triunfadora de la prueba que me había sido pedida, y Dios, a su vez, se sintió victorioso sobre mi voluntad humana.
El esperaba la prueba de mi renuncia, ésto es, esperaba que un alma viviera sin voluntad propia para juntar nuevamente lo que el género humano había separado y poder así conceder a todos clemencia y misericordia.
Y ahora, una palabra para ti, hija mía: ¡Oh, si tú supieras cómo anhelo verte vivir sin tu voluntad! Tú sabes que soy tu Madre y que la Mamá quiere ver feliz a su hija; pero ¿Cómo podrás serlo si no te decides a vivir como vivió tu Mamá? En cambio, si lo haces así, todo, todo te daré; me pondré a tu disposición y seré toda tuya. Hazme este bien y dame esta alegría de ver a una hija que viva toda de Voluntad Divina.

EL ALMA:
Soberana Triunfadora, en tus manos de Madre yo pongo mi voluntad a fin de que Tú misma me la purifiques y la embellezcas; la ato junto a la tuya a los pies del Trono Divino para que de ahora en adelante yo pueda vivir ya no más de mi voluntad sino únicamente y siempre de la Voluntad de Dios.

PRACTICA:
Para honrarme, en cada acto que hagas entregarás en mis manos maternas tu voluntad, para que en lugar de ella, Yo haga correr el Divino Querer.

JACULATORIA:
Reina Triunfante, roba mi voluntad y dame la Divina.

Sexta meditación


Vídeos y artículos sugeridos

Amoris Laetitia. Documento claramente herético #126

Hay muchos artículos que explican los escándalos que, en el seno de la Iglesia, está provocando la polémica exhortación. Añadimos …

Documental Apariciones de Garabandal #372

Vídeos y artículos sugeridos ¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces: Palabras …

Ex-musulmanes conversos al Catolicismo piden al papa que deje de alabar el Islam #389

Un grupo de ex-musulmanes conversos al Catolicismo escribieron una carta al papa Francisco, mostrando su estupor ante su discurso a …

Fidelidad en el divorcio #395

Introducción Parece que estemos en los tiempos que señala S. Pablo, en los que “no soportarán la Sana Doctrina” (2Tim …

María de Himalaya – Testimonio imperdible enfermera budista y abortista divorciada apunto de suicidarse encuentra a Jesús en la India #475

https://www.youtube.com/watch?v=CjHFdjO5Tpg Vídeos y artículos sugeridos ¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces: …

Nueva Era. Una explicación detallada. Serie completa #1

Parte 1/7: Introducción Parte 2/7: ¿Quién la promueve y porqué? Parte 3/7: ¿La Nueva Era es compatible con el Cristianismo? …

¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces:


Descarga el PDF del artículo


Palabras clave

#


¿Tienes alguna sugerencia o has visto algún error en la página?

Te agracederías que nos lo comunicaces en los comentarios

Si prefieres contactarnos, completa el formulario de contacto aqui!


Temas de discusión

Aqui te proponemos algunas preguntas para promover el intercambio de opiniones

Nota: Todos los comentarios que sean irrespetuosos en cualquiera de sus formas no serán aprobados y serán removidos permanentemente

Pregunta: ¿?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *