Oración a la Reina del Cielo antes de cada meditación
Reina Inmaculada, Celestial Madre mía, yo vengo a tus rodillas
maternas para abandonarme como tu querida hija entre tus brazos y
pedirte con los suspiros más ardientes la máxima Gracia que Tú puedes
concederme: Mamá Santa, Tú, que eres la Reina del Reino de la Divina
Voluntad, admíteme a vivir en El como hija tuya, y haz que este Reino
ya no esté de ahora en adelante desierto, sino muy poblado de hijos
tuyos.
Soberana Reina, a Ti me confío a fin de que Tú guíes mis pasos
en este santo Reino. Teniéndome tomada con tu mano materna haz que
todo mi ser viva vida perenne en la Divina Voluntad. Tú serás mi Mamá
y yo te entregaré mi voluntad a fin de que Tú la cambies por la Voluntad
Divina. Te pido que ilumines mi mente y me asistas para que yo pueda
comprender bien qué cosa es y qué cosa significa vivir en la Santa
Voluntad de Dios.

PRIMERA MEDITACION – La Reina del Cielo en el Reino de la Divina Voluntad.
El primer paso de la Divina Voluntad en la Concepción Inmaculada de la Mamá Celestial.

EL ALMA A SU INMACULADA REINA:
Oh Mamá dulcísima, heme aquí por primera vez postrada ante Ti.
Yo te veo descender de la Patria Celestial cortejada por legiones de Angeles para recibir los homenajes filiales de mi corazón, homenajes que Tú me cambiarás por otras tantas sonrisas de amor, con tus mejores gracias y dulcísimas bendiciones.
Mamá Celestial, yo, que soy la más pequeña entre todos tus hijos, la más necesitada entre todos, quiero venir a tu regazo materno para traerte no solamente las rosas y las flores de mis oraciones, sino un sol cada día.
Y Tú que eres mi Mamá, vendrás en mi ayuda y me darás tus lecciones de Cielo para enseñarme a formar estos soles divinos, los cuales serán el homenaje más bello que mi ardiente amor te pueda ofrecer. Mamá Querida, Tú sabes qué cosa quiere tu hija: Yo quiero aprender de Ti a vivir de Voluntad Divina, quiero transformar mis actos y toda yo misma en esa Voluntad, para poder, según tus enseñanzas, venir a poner en tu regazo materno, día tras día, todos mis actos cambiados en otros tantos soles.

LECCION DE LA REINA DEL CIELO:
Hija bendita, tu oración ha herido mi Corazón materno, me ha traído del Cielo a la tierra y ahora ya estoy junto a ti para darte mis lecciones todas del Cielo.
Mírame, hija querida: Legiones de Angeles me rodean y reverentes esperan oírme hablar de aquel FIAT, del cual mejor que cualquier otra criatura Yo poseo la fuente, conozco profundamente sus admirables secretos, las alegrías infinitas y su felicidad indescriptible. El sentirme invitada por mi hija para instruirla sobre la Divina Voluntad forma para Mí la fiesta más suave, la alegría más pura. Y si tú escuchas mis lecciones, Yo seré en verdad afortunada de ser tu Mamá.
¡Oh, como suspiro por tener una hija que quiera vivir solamente de Voluntad Divina! Dime hija, ¿Me contentarás en todo? ¿Abandonarás tu corazón, tu voluntad, toda a ti misma, en mis manos maternas para que Yo te prepare, te disponga, te fortifique, te libere de todos los lazos y te llene de la Luz de la Divina Voluntad para poder hacerte vivir de su Vida Divina? Apoya tu cabeza sobre el Corazón de tu Mamá Celestial y pon atención para que mis sublimes enseñanzas te convenzan a no hacer más tu voluntad y te decidan a cumplir de ahora en adelante sólamente y siempre la Voluntad de Dios.
Hija mía, escucha: Mi Corazón materno, que tanto te ama, quiere derramarse en ti. Yo te tengo escrita en sus más íntimos y recónditos lugares y te considero como verdadera hija mía; pero has de saber que siento un dolor amargamente intenso, pues no te veo semejante a Mí.
¿Conoces la causa de nuestra desemejanza? Desgraciadamente reside en tu voluntad, la cual te quita toda frescura de gracia, te priva de la belleza que enamora a tu Creador, te priva de la fortaleza que todo lo vence y soporta y del amor que todo lo consume.
Observa, en cambio, qué diferente era la Voluntad que animaba a tu Mamá cuando vivió en la tierra. Has de saber que Yo no conocí mi voluntad sino para tenerla sacrificada en homenaje a mi Creador, y que mi vida fue un compendio total de Voluntad Divina. Desde el primer instante de mi Concepción fui plasmada, alimentada e iluminada por su Luz, la cual purificó en tal forma mi origen humano con su Divina Potencia que me hizo quedar concebida sin el pecado original. Por tanto es al FIAT Omnipotente a quien se debe el honor y la gloria de mi Inmaculada Concepción, la que forma la gloria y la delicia de toda la Familia Divina. Si el Querer Divino no se hubiera derramado sobre mi germen, más que una tierna madre, para así impedir los efectos del pecado original, Yo habría encontrado la triste suerte de todas las demás criaturas y con él hubiera sido engendrada.
La causa primaria de mi Concepción Inmaculada fue únicamente la Divina Voluntad. A Ella sola corresponde todo honor, toda gloria y toda acción de gracias…
Ahora, hija de mi Corazón, escucha a tu Mamá: Haz a un lado tu voluntad, prefiere morir antes que darle un acto de vida, imita a tu Mamá Celestial, que hubiera preferido mil y mil veces morir antes de cumplir un acto de su propia voluntad. ¿No quieres imitarme? Oh, si tú aceptas tener sacrificada tu voluntad en honor a tu Creador, el Querer Divino hará el primer paso en tu alma: Te parecerá estar circundada de un áurea celestial, purificada y enfervorizada de tal forma que sentirás aniquilados en ti los gérmenes de las pasiones y lograrás penetrar en el Reino de la Divina Voluntad.
Por eso, sé atenta, sé fiel en escucharme. Yo te guiaré, te conduciré con mis manos por los interminables caminos del FIAT Divino; te tendré defendida bajo mi manto azul; y así, tú serás mi honor y mi gloria, será tu victoria.

EL ALMA:
Virgen Inmaculada, tómame sobre tus rodillas maternas y hazme de Mamá. Con tus santas manos posesiónate de mi voluntad y purifícala, enfervorízala con el toque de tus dedos maternos y enséñame a vivir solamente de Voluntad Divina.

PRACTICA:
Para honrarme, desde la mañana y en todas tus acciones me entregarás tu voluntad diciendo: “Mamá mía, ofrece Tú misma a mi Creador el sacrificio de mi voluntad.”

JACULATORIA:
“Mamá bella, encierra la Divina Voluntad en mi alma.”

Segunda meditación


Vídeos y artículos sugeridos

Amoris Laetitia. Documento claramente herético #126

Hay muchos artículos que explican los escándalos que, en el seno de la Iglesia, está provocando la polémica exhortación. Añadimos …

Documental Apariciones de Garabandal #372

Vídeos y artículos sugeridos ¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces: Palabras …

Ex-musulmanes conversos al Catolicismo piden al papa que deje de alabar el Islam #389

Un grupo de ex-musulmanes conversos al Catolicismo escribieron una carta al papa Francisco, mostrando su estupor ante su discurso a …

Fidelidad en el divorcio #395

Introducción Parece que estemos en los tiempos que señala S. Pablo, en los que “no soportarán la Sana Doctrina” (2Tim …

María de Himalaya – Testimonio imperdible enfermera budista y abortista divorciada apunto de suicidarse encuentra a Jesús en la India #475

https://www.youtube.com/watch?v=CjHFdjO5Tpg Vídeos y artículos sugeridos ¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces: …

Nueva Era. Una explicación detallada. Serie completa #1

Parte 1/7: Introducción Parte 2/7: ¿Quién la promueve y porqué? Parte 3/7: ¿La Nueva Era es compatible con el Cristianismo? …

¿Tienes curiosidad?, si quieres conocer más amplía el contenido haciendo click en los siguientes enlaces:


Descarga el PDF del artículo


Palabras clave

#


¿Tienes alguna sugerencia o has visto algún error en la página?

Te agracederías que nos lo comunicaces en los comentarios

Si prefieres contactarnos, completa el formulario de contacto aqui!


Temas de discusión

Aqui te proponemos algunas preguntas para promover el intercambio de opiniones

Nota: Todos los comentarios que sean irrespetuosos en cualquiera de sus formas no serán aprobados y serán removidos permanentemente

Pregunta: ¿?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *